En junio de 2022, PlanRadar llevó a cabo un proyecto de investigación sobre las tendencias, prioridades y estrategias futuras de la arquitectura según las principales voces del sector en 12 países. En este artículo introductorio, revelamos algunas de las principales conclusiones de nuestro estudio. 

An illustration of futuristic architecture

El diseño de edificios está muy influenciado por las condiciones locales. Los arquitectos siempre se han visto limitados por los materiales disponibles a nivel local, los gustos de la gente, las necesidades únicas y las condiciones climáticas. 

En nuestra era globalizada, muchos de los materiales utilizados en los edificios y las tendencias que afectan a la arquitectura son cada vez más universales. Por ejemplo, hoy en día los edificios de prácticamente todos los países dependen en gran medida de materiales como el acero y el hormigón, mientras que en el pasado predominaban los materiales locales como el bambú, la piedra, la arcilla o incluso el hielo. Del mismo modo, los arquitectos de todo el mundo están respondiendo a los desafíos globales, especialmente al cambio climático y al aumento de las temperaturas. 

Sin embargo, las diferencias entre países persisten. Si volvemos a analizar el cambio climático, sus efectos se sentirán de forma diferente en todo el planeta y, por tanto, afectarán a la arquitectura de forma única y localizada. Los arquitectos del Golfo Pérsico, por ejemplo, tendrán que diseñar para el calor extremo, mientras que los de Europa occidental tendrán que construir para la amenaza de repentinas inundaciones.   

La arquitectura del futuro

Descarga el eBook para conocer todos los resultados de nuestra investigación.

Entender el futuro de la arquitectura

Como empresa de software de construcción con clientes en todo el mundo, PlanRadar tiene un gran interés en las tendencias globales que afectan a la arquitectura. Para entender cómo los arquitectos de los países en los que trabajamos se están adaptando al cambio y planificando el futuro, decidimos llevar a cabo una investigación en profundidad para saber cómo predicen los expertos que será la arquitectura en sus países en las próximas décadas.   

Para obtener esta información, revisamos las predicciones, las normativas y los análisis sobre el futuro de la arquitectura en 12 países. Recogimos datos públicos de expertos, institutos independientes, asociaciones profesionales y organismos gubernamentales para conocer sus prioridades, ambiciones y estrategias. Los países en los que nos centramos fueron: Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Austria, Francia, España, Chequia, Eslovaquia, Hungría, Italia, Emiratos Árabes Unidos y Polonia.   

Este ejercicio ha revelado varias tendencias fascinantes. En este blog introductorio, ofrecemos una visión general de nuestras principales conclusiones sobre cómo creen los expertos que será el futuro de la arquitectura en sus respectivos países. Encontrarás toda la información en nuestro eBook sobre la Arquitectura del Futuro, que puedes descargar gratis aquí abajo.

¿Por qué necesitamos una visión global del futuro de la arquitectura?

¿Sabías que Italia es el único país en el que los expertos consideran seriamente la «despavimentación» (eliminación del asfalto) como una tendencia importante para el diseño urbano del futuro? ¿O que España es el país con mayor gusto por los conceptos urbanísticos innovadores, mientras que Hungría es el más escéptico? ¿O que, mientras dos tercios de los países ven en el cáñamo un material de construcción con gran potencial, Francia es el único lugar que percibe que el lino tiene futuro?   

Comparando lo que los distintos países priorizan en los próximos años, podemos identificar qué tipo de tendencias se sentirán a nivel mundial y cuáles tienen un sabor más local. Al realizar esta comparación internacional, esperamos: 

  •  Identificar las tendencias, estrategias y prioridades globales que comparten los arquitectos de todo el mundo  
  •  Identificar objetivos únicos e idiosincrásicos en determinados países. 
  • Intentar comprender las diferencias entre países y regiones   
  • Analizar por qué los países tienen visiones diferentes del futuro de la arquitectura  
  • Compartir información sobre lo que hacen los distintos países y promover las mejores prácticas 

Nota sobre la metodología

El equipo de PlanRadar investigó en 12 países en los que la empresa está presente, en Europa, Norteamérica y Oriente Medio. Hay un sesgo eurocéntrico en los países seleccionados, ya que es donde hay más recursos disponibles. Seleccionamos las fuentes en función de los siguientes criterios:

De un informe, proyecto o requisito legal dirigido o patrocinado por el gobierno. 

De un informe realizado por la Asociación o Cámara de Arquitectos de ese país (por ejemplo, el RIBA en el Reino Unido).

Si existe una asociación profesional de urbanistas, ingenieros civiles, diseñadores, diseñadores de interiores o fabricantes de muebles, también son fuentes potenciales para ciertas preguntas relevantes.

O a partir de artículos publicados en una revista o periódico propiedad del Colegio o Cámara de Arquitectos (por ejemplo, el RIBA Journal para el Reino Unido).

Al igual que en el punto 2. En el caso de ciertas preguntas, las revistas o periódicos de otros organismos profesionales también son fuentes aceptables.  

Las fuentes deben ser lo más recientes posible y no deben ser anteriores a junio de 2020, de modo que se excluyan las predicciones anteriores a la pandemia. Las normas gubernamentales podían ser anteriores a la pandemia, pero debían ser actuales. Las fuentes debían referirse específicamente a un país concreto, no a las tendencias mundiales.  

  Cuando no se disponía de respuestas de los organismos industriales pertinentes o de sus publicaciones, se utilizaron otras fuentes de terceros. En la mayoría de los casos se trataba de entrevistas en los medios de comunicación con miembros destacados de la asociación o cámara de arquitectos local. Estos casos se han marcado claramente en la lista completa de fuentes.  

Puedes acceder a la lista completa de fuentes aquí.

Conclusiones sobre el futuro de la arquitectura

¿Qué esperan los principales expertos de los 12 países estudiados para el futuro de la arquitectura en sus naciones? Al analizar los informes, las normativas, las proyecciones y las recomendaciones, identificamos varios puntos comunes y diferencias.   

Las principales tendencias de la arquitectura a nivel mundial

Como se ha mostrado anteriormente, hay varias tendencias casi universales que afectan al futuro de la arquitectura. Nuestra investigación muestra que las siguientes cuestiones, prioridades y estrategias preocuparán a los arquitectos de casi todo el mundo: 

  1. Sostenibilidad: Los principales organismos y expertos en arquitectura de todos los países que hemos estudiado se han comprometido a mejorar la sostenibilidad de la profesión. Casi dos quintas partes de las emisiones mundiales de carbono se atribuyen a los edificios del planeta (a través de su construcción, uso y demolición), por lo que los arquitectos de todo el mundo son muy conscientes de su papel en la mejora de la sostenibilidad de las estructuras que diseñan.
  2. Net Zero: La construcción net zero se refiere a la creación de edificios neutros en carbono y es una tendencia clave en 10 de los 12 países. En un edificio neto cero, los materiales utilizados, la propia construcción, su funcionamiento y su eventual desmantelamiento, no deben producir emisiones. Cuando esto no es posible, se compran compensaciones de carbono.  
  3. Habitabilidad y diseño centrado en el ser humano: En siete de los 12 países estudiados, se hace hincapié en la habitabilidad. Cada vez hay más conciencia de que los edificios pueden ser algo más que lugares para trabajar, dormir o pasar el tiempo, sino que pueden diseñarse de forma que mejoren la calidad de vida, la salud y el bienestar de las personas. Aunque esto se entiende desde hace mucho tiempo como parte de la teoría y la formación arquitectónica, es positivo ver que se incorpora a la política de los arquitectos de tantos países.
  4. Los edificios como parte del entorno: Durante muchos años, los edificios se han construido sin tener en cuenta el entorno. Independientemente de su ubicación, se construían con materiales y diseños similares. Pero, en la mitad de los países, los arquitectos dan ahora prioridad a un enfoque de la construcción más sensible al entorno, en el que el paisaje circundante del edificio, la luz natural, la orientación, el clima y otros factores influyen en el enfoque utilizado.  
  5. Resiliencia frente a condiciones meteorológicas extremas: A medida que el cambio climático empieza a hacer mella, cinco de los 12 países afirman que tienen previsto empezar a diseñar edificios más resistentes. Cabe destacar que algunos de los países que han hecho hincapié en la importancia de la resiliencia se han visto muy afectados por las condiciones meteorológicas extremas.
  6. Reutilización y reutilización de edificios: Durante la mayor parte de la historia, la prioridad de la arquitectura ha sido construir cosas nuevas. Sin embargo, debido a la preocupación por la sostenibilidad, seis de los 12 países señalan que la búsqueda de formas de reutilizar o reutilizar las estructuras existentes será una tendencia importante en la arquitectura del futuro.  
  7. Mayor desarrollo urbano local: Con el fin de reducir la dependencia del automóvil y los tiempos de desplazamiento, el desarrollo urbano local da prioridad a la colocación de servicios (desde tiendas de comestibles hasta proveedores de atención sanitaria o espacios de trabajo conjunto) a poca distancia de los hogares. Los arquitectos de un tercio de los países destacan esta tendencia como importante, lo que también está relacionado con la tendencia a la habitabilidad y el diseño centrado en el ser humano.  

Sostenibilidad

Dado el impacto del cambio climático, no es de extrañar que todos los países del estudio destacaran la sostenibilidad como una tendencia clave para el futuro del sector de la arquitectura. Sin embargo, al profundizar en los datos, empezamos a observar diferentes estrategias e interpretaciones de lo que significa la «sostenibilidad». 

10 de los 12 países especificaron la construcción «neta cero» como una característica de la construcción futura. Se trata de la noción de que los edificios deben diseñarse de forma que se libere la menor cantidad posible de dióxido de carbono durante el proceso de construcción. Además, las emisiones que se produzcan deben compensarse de alguna manera. En el caso de los países de la UE incluidos en este estudio, hay que señalar que el bloque se ha comprometido a alcanzar objetivos exigentes en materia de emisiones y que este enfoque internacional probablemente impulsa las iniciativas locales. Sin embargo, es interesante ver que un miembro de la UE, Hungría, le da menos valor a este aspecto. 

Por otra parte, cinco de los 12 países (Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Francia e Italia) consideran que la resistencia a las condiciones climáticas extremas es una tendencia arquitectónica clave en las próximas décadas. Podría decirse que estos países están adoptando un enfoque pragmático ante el hecho de que el clima está cambiando y están dando prioridad a las formas de construir para esta nueva realidad. 

¿Cuáles son las mejores prácticas para alcanzar los objetivos de sostenibilidad?   

¿Cuáles son las mejores prácticas para alcanzar los objetivos de sostenibilidad?   

Aunque todos los países reconocen que la sostenibilidad es una tendencia importante, están encontrando diferentes maneras de «hacer» sostenibilidad. Las mejores prácticas propuestas se ven tanto a nivel de un edificio individual como del entorno urbano más amplio. En este caso, la arquitectura se extiende al desarrollo urbano y se apoya en estrategias más amplias para conseguir edificios sostenibles. 

Por ejemplo, la mitad de los países estudiados dicen que esperan que se incorporen elementos de energía renovable en la arquitectura en el futuro. Ya sea mediante la integración de paneles solares, bombas de calor geotérmicas u otras fuentes de energía renovable, este enfoque podría reducir las emisiones de carbono asociadas al mantenimiento de los edificios. Sin embargo, las mejoras en el suministro de energía renovable están más allá de las posibilidades de un arquitecto. Requiere un cambio estructural. 

Diez de los 12 países afirman que dar prioridad a la transitabilidad en los desarrollos urbanos es una forma de hacer que la arquitectura sea más sostenible. Al ofrecer más oportunidades para caminar (así como para ir en bicicleta o utilizar el transporte público), este enfoque significa que las ciudades pueden reducir las emisiones asociadas al transporte. Es interesante observar que sólo Polonia y Estados Unidos parecen no considerar la transitabilidad como una buena práctica para hacer más sostenible el desarrollo urbano. En Estados Unidos esto podría deberse a la mera practicidad; la mayoría de las ciudades del país fueron diseñadas históricamente para el uso del automóvil. La posibilidad de ir a pie no suele ser una opción realista debido a su diseño preexistente. 

A nivel mundial, los arquitectos también parecen estar comprometidos con una serie de prácticas que pueden hacer que el sector sea más sostenible. Siete de los 12 países hablan de economía circular y de materiales de construcción reutilizables, mientras que ocho mencionan la conservación del agua como una característica común de la arquitectura del futuro. Ocho de los 12 reconocen que la reducción del consumo de energía en los edificios es una forma eficaz de hacer más sostenibles los desarrollos urbanos, y siete afirman que la conservación de los terrenos y entornos existentes es una estrategia clave. 

Además de las tendencias generales, también es valioso observar las estrategias a las que sólo uno o dos países dan prioridad. Por ejemplo, es sorprendente que Polonia y Hungría parezcan ser los únicos países que consideran formalmente que mejorar el uso del aislamiento es una buena práctica para hacer el desarrollo urbano más sostenible en el futuro. Una de las razones podría ser que otros países, como el Reino Unido, llevan más de dos décadas impulsando planes para mejorar el aislamiento y ya no lo consideran una tendencia de futuro.   

Estados Unidos, por su parte, es el único país que anima a los arquitectos a centrarse en el fomento de las cadenas de suministro sostenibles. Y los EAU son el único lugar que cree que la creación de edificios de baja altura y más pequeños hará que los desarrollos urbanos sean más sostenibles. Dada la amplia experiencia de los EAU con los edificios de gran altura y ultra-alta altura, se trata de un interesante cambio de dirección. 

EL futuro de los materiales de construcción

Futuros Materiales de Construcción

En la pregunta anterior, establecimos que varios países informaban de planes para utilizar una amplia variedad de nuevos biomateriales «renovables» en la construcción. Como pregunta de seguimiento, tratamos de conocer los materiales clave que los expertos creen que serán más comunes en los próximos años. 

Ocho de los 12 países creen que tanto la madera como el cáñamo se utilizarán más en la construcción en el futuro, cinco esperan que la paja y otras hierbas se utilicen ampliamente, mientras que tres esperan que el micelio (hongos) desempeñe un papel importante. Todos estos biomateriales son muy sostenibles, ya que absorben el dióxido de carbono mientras crecen y luego lo «almacenan» durante décadas en la estructura de un edificio.    

Uno de los que se espera que tenga una mayor aceptación es el cáñamo, que ocho de los 12 países esperan que se utilice con más frecuencia. Este material renovable puede utilizarse como una forma de hormigón, ya que ofrece cualidades estructurales similares a las de los materiales tradicionales y es barato y rápido de cultivar. También hay un gran interés por la madera y la madera laminada cruzada, gracias a su capacidad para soportar cargas pesadas y actuar como almacén de carbono. 

También existe el deseo de utilizar más materiales reciclados (además de hormigón y ladrillos reciclados). La reutilización de este tipo de materiales permite a los arquitectos evitar las emisiones asociadas a su extracción y fabricación iniciales. Sólo la producción de hormigón nuevo representa alrededor del 7% de las emisiones mundiales de CO2, por lo que el reciclaje de materiales de construcción podría reducir su impacto de forma significativa. 

Si bien la mayoría de los países manifestaron su interés por nuevos materiales como la madera, los materiales reciclados, la paja y otros materiales «nuevos», varios países están trazando su propio camino.   

Los expertos de Italia, por ejemplo, prevén que los arquitectos utilizarán el mayor número de nuevos materiales en la construcción futura, incluyendo cosas como el grafeno, las pinturas ecológicas fotocatalíticas, el nylon regenerado, los materiales compuestos y el hormigón de fibra de carbono, entre otros nuevos materiales. El Reino Unido, por su parte, es el único lugar que muestra interés por el hormigón compuesto biológico y la tierra apisonada. Francia es el único país que se interesa por el hormigón transparente y translúcido. 

En cambio, otros países son relativamente conservadores a la hora de experimentar con nuevos materiales. Por ejemplo, Hungría sólo identifica la madera y la madera laminada cruzada como materiales «nuevos» que se utilizarán en los próximos años, mientras que los Emiratos Árabes Unidos sólo manifiestan su interés por los «materiales inteligentes». 

Resiliencia 

La resiliencia en la construcción se refiere a la capacidad de un edificio para soportar impactos externos. Nuestra investigación muestra que cinco de los 12 países hacen hincapié en la resiliencia frente a condiciones meteorológicas extremas. Se trata de Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Francia e Italia.  

Esta respuesta a las condiciones meteorológicas extremas está relacionada, al menos en parte, con el historial de catástrofes naturales de estos países. Estados Unidos, por ejemplo, se ha visto afectado por diversas inundaciones, huracanes e incendios forestales en las dos últimas décadas. En el norte de Europa, países como el Reino Unido y Alemania han sufrido varias inundaciones repentinas en los últimos años, mientras que en Italia los terremotos siguen siendo una amenaza constante. 

Teniendo en cuenta que el cambio climático afectará a todos los países, resulta un tanto preocupante que otras naciones parezcan no estar considerando todavía seriamente las formas de hacer su arquitectura más resistente. España, por ejemplo, se ve continuamente amenazada por el riesgo de sequía e incendios forestales, mientras que los Emiratos Árabes Unidos se enfrentan a la amenaza de la subida del nivel del mar a lo largo de su costa baja. 

Retrofit vs. nueva construcción 

La población mundial sigue creciendo, por lo que existe una necesidad continua de construir nuevas viviendas. Sin embargo, cuanto más se construye utilizando, mayor es el coste para el planeta. Por ello, un número creciente de países está dando prioridad a la readaptación, renovación y reutilización de los edificios existentes. De una forma u otra, seis de los países (Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Austria, Francia, España y Chequia) destacaron la renovación y la reutilización de edificios como una tendencia de futuro.  

La renovación es, por supuesto, una forma excelente de reducir las emisiones, pero no es popular en todas partes. Esto podría deberse a la demografía, los gustos culturales y las prioridades de la industria de la construcción. La renovación y la reutilización también requieren habilidades diferentes a las de la construcción de nuevas estructuras.   

De lo local a lo global 

Los arquitectos siempre han necesitado comprender tanto los principios universales del diseño y la ingeniería como el entorno local y sus recursos. Al estudiar las proyecciones futuras de los expertos en arquitectura de 12 países, podemos ver que esta necesidad de equilibrar lo local y lo global sigue siendo pertinente hoy en día, con fuerzas locales que ejercen una presión cada vez mayor como resultado del cambio climático.  

Como muestra la investigación, hay varias tendencias y temas que parecen afectar a la arquitectura en todas partes, con la sostenibilidad en particular como factor destacado. Pero, al mismo tiempo, las tendencias globales no siempre se trasladan al contexto específico de cada país, y las distintas naciones adoptan enfoques muy diferentes para afrontar retos similares.  

Para seguir profundizando en esta investigación, puedes descargar en eBook completo aquí abajo.

Descaga el eBook completo: «La arquitectura del futuro»

La arquitectura del futuro

Descarga el eBook para conocer todos los resultados de nuestra investigación.