Una de las herramientas esenciales para conseguir nuevos clientes en tu empresa de construcción es crear presupuestos de obra detallados, útiles y gráficos que sean fáciles de entender y se adapten a las necesidades de tu cliente. Debes tener en cuenta que este presupuesto representa un primer contacto con el potencial cliente, haz que hable bien de ti y aprende a elaborar y calcular un presupuesto de obra acertado para cada construcción.

Un presupuesto de obra es una estimación de lo que costará un proyecto de construcción, en él se detalla a cuánto ascienden todos los costes asociados a la obra. Es esencial saber qué elementos debemos incluir y cómo calcularlos, aprendiendo a diferenciarnos de los presupuestos de nuestra competencia. Los valores más esenciales serán las dimensiones de la obra, los materiales que se necesitarán y los tiempos de trabajo. Veamos de manera detallada cómo hacer un presupuesto de obra completo, exacto y personalizado para captar a tu próximo cliente.

Aprende a preparar un presupuesto de obra

Supongamos que un cliente se pone en contacto y solicita precio para reformar su casa. Necesita un presupuesto detallado para conocer el coste y los tiempos. Estos son los pasos que deberás seguir:

Define las características de la obra

Cada obra tiene unas necesidades concretas que debes tener en cuenta para poder preparar un presupuesto a medida. En esta etapa inicial deberás conocer todos los puntos de la obra de la manera más detallada posible, teniendo en cuenta:

  • Dimensiones de la obra: conocer las dimensiones de la obra y conocer a fondo qué necesita el cliente, será el primer paso para acertar.
  • Ubicación de la obra: te ayudará a determinar los costes de transporte de personal y material.
  • Tiempo estimado de la obra, no solo de la construcción, sino de los trámites relacionados, como la obtención del boletín que indica que todo está correcto al finalizar la obra. Ten en cuenta los tiempos de construcción, administración y gastos derivados de los trámites.
  • Tareas a realizar y tiempos estimados de realización: te ayudará a no olvidarte pequeños detalles de tareas, costes o tiempos que pueden atrasar tu proyecto si no los tienes en cuenta.

Calcula los costes de cada trabajo

Ahora que cuentas con una visión general y detallada del trabajo por hacer, es momento de calcular qué coste tendrá cada parte. Este punto tiene que ser lo más exacto posible, para que después no haya grandes modificaciones en el precio final.

Recoge todas las tareas definidas en el paso anterior y determina el coste de cada una de ellas. Cada tarea se conocerá como partidas en el presupuesto. Por ejemplo, deberás incluir la partida de transporte en el presupuesto, calculando el consumo de tu vehículo por los kilómetros a los que queda la construcción y los viajes estimados que tendrán que realizar los operarios.

Entre las partidas más comunes en las obras se encuentran:

  • La mano de obra: teniendo en cuenta el desplazamiento, las dietas y en caso de que fuera necesario, el alojamiento.
  • Los materiales: un estudio detallado de todo lo que necesitas para la construcción.
  • El beneficio: el margen que se lleva tu empresa por el trabajo realizado.
  • Gastos de amortización del material y las instalaciones.
  • Las construcciones e instalaciones provisionales durante la obra.

Recomendación: La evolución de los costes de la construcción

Revisa los materiales que necesitarás

Este punto se relaciona mucho con el anterior, pero es especialmente importante ser precisos durante su cálculo. Deberás tener en cuenta todos los materiales para aprender a hacer un presupuesto de obra para una casa. Contar con las dimensiones, distribución y planos del terreno te ayudará a hacer un buen cálculo.

Te recomendamos trabajar con margen para poder cubrir pequeños accidentes o defectos en los materiales, tanto si los pone tu empresa, como si los pone el cliente. Si tienes un margen de error de un 10-15% te asegurarás el beneficio de la obra y no tendrás que dedicar un dinero que no tenías previsto a la compra de nuevos materiales.

Cuando tengas todos los materiales controlados, tendrás que aplicar un precio realista según el mercado. Puedes ayudarte de las librerías del sector para contar con una base de datos de precios y mediciones actualizadas, como PREOC. Además, para poder mantener el control en esta etapa de planificación, puedes apoyarte en PlanRadar, herramienta pensada para organizar y planificar tus proyectos de construcción.

Revisión del presupuesto

Si ya tienes todas las partes del proyecto detalladas y los costes calculados, es momento de realizar el cálculo final del presupuesto de la obra. Revisa las partidas una a una, teniendo en cuenta los gastos principales y secundarios que pueden derivar de los mismos, como los gastos de administración, seguridad de la obra o construcciones provisionales.

Ten en cuenta los costes de la obra, intentando que sean realistas, pero no dejes de lado el margen para tu empresa, este tiene que ajustarse a tus intereses financieros. Crea un equilibrio entre los costes de la obra, tus intereses como empresa y los del cliente, para preparar un presupuesto competitivo que te diferencie de tu competencia.

Plantilla de presupuesto de obra

La presentación del presupuesto es casi tan importante como la preparación. Tenemos que preparar el documento de manera que se muestre toda la información clara, sencilla y esquematizada. Una buena presentación te ayudará a ganarte la confianza del cliente, pues frente a proyectos tan complejos como una obra, la información puede resultar abrumadora. Pónselo fácil a tu cliente. Crea un presupuesto completo pero resumido, es decir, que muestre todos los puntos clave de la construcción, los precios por partida y el precio final.

Puedes utilizar la siguiente plantilla para crear un presupuesto de obra para un cliente de manera rápida, cómoda y sin dejarte información esencial por el camino. Este modelo funcionará como un base de presupuesto de obra de construcción en Excel y podrás personalizarlo según las necesidades de cada proyecto.

Una vez tengas el presupuesto preparado, es esencial mantener una buena organización en la obra para poder cumplir con los plazos y precios establecidos.No te olvides de PlanRadar, puede ser tu mejor aliado. Esta plataforma te ayuda a gestionar digitalmente todos los elementos a tener en cuenta en una obra, desde la documentación, hasta el control de los materiales o personal. Podrás detectar posibles desviaciones a tiempo y conseguir el mejor resultado optimizando tu tiempo.