Las etiquetas NFC están ganando rápidamente popularidad en los sectores de la construcción y el inmobiliario por su capacidad para mejorar la información y la captura de datos in situ.

Estas etiquetas utilizan la tecnología de comunicación de campo cercano (NFC), una tecnología de comunicación que permite la transferencia de información entre dos chips, derivada de la RFID (identificación por radiofrecuencia). En términos sencillos, cuando acercas tu dispositivo móvil a una etiqueta NFC, la información almacenada en la etiqueta es fácilmente accesible directamente en tu dispositivo. PlanRadar se integra con esta tecnología, conectándose con los tickets que se hayan generado en PlanRadar.

Ventajas de la etiqueta NFC en proyectos de construcción e inmobiliarios

Las etiquetas NFC ofrecen varias soluciones que son especialmente importantes en las obras de construcción y proyectos inmobiliarios.

  • Localización ultraprecisa: las etiquetas NFC pueden colocarse en puntos exactos de la obra para hacer un seguimiento de los problemas que necesitan una localización específica.
  • Resistencia – Las etiquetas NFC pueden ser extremadamente duraderas, capaces de resistir el agua, el calor y las condiciones extremas, lo que las convierte en una solución robusta para las duras obras de construcción.
  • No requieren conexión a Internet: las etiquetas NFC utilizan radiofrecuencias, lo que significa que no es necesario disponer de conexión Wi-Fi o de red. Esto proporciona una solución útil en sitios remotos o proyectos subterráneos como trabajos de cimentación o túneles. En combinación con la capacidad de PlanRadar de trabajar sin conexión, las etiquetas NFC simplifican los retos de trabajar en zonas sin conexión.

Seguridad – Esta tecnología es extremadamente segura – es probablemente la misma tecnología que está utilizando cuando hace un pago sin contacto en su cafetería favorita

Recomendación: Ventajas y desventajas de las etiquetas NFC y los códigos QR en construcción

Una tecnología, muchas soluciones

La potencia de la tecnología de comunicación de campo cercano, combinada con la flexibilidad de la aplicación de PlanRadar, hace que las etiquetas NFC sean una solución para una gran variedad de sectores y proyectos, ayudando a ahorrar tiempo y a reducir los errores en las obras.

  • Obras de construcción – Los casos de uso en las obras de construcción son infinitos, desde la colocación de etiquetas en puntos clave de la obra para compartir información crítica, hasta el seguimiento de herramientas y equipos para garantizar su correcto mantenimiento.
  • Construcciones modulares: las etiquetas NFC son útiles en los proyectos de construcción modular, ya que permiten realizar un seguimiento de los materiales a lo largo del proceso de construcción. A medida que los materiales se mueven y se ensamblan con las etiquetas NFC, los tickets de PlanRadar pueden actualizarse desde antes de la entrega, cuando se entregan en el lugar del proyecto, cuando se instalan y cuando se revisa su calidad. Con las funciones de informes y estadísticas de PlanRadar, es fácil mantenerse al día sobre el estado del proyecto, incluso cuando no se está en la obra.
  • Gestión de las instalaciones: la tecnología NFC puede agilizar los proyectos de mantenimiento regular colocando etiquetas en las zonas que requieren un mantenimiento continuo. A medida que los equipos se desplazan por las instalaciones, los tickets con toda la información necesaria sobre el mantenimiento regular son extraídos, listos para ser revisados y actualizados.  Los documentos clave y la información sobre la garantía pueden almacenarse a través del ticket, eliminando la necesidad de una excesiva documentación en papel.
  • Detención de incendios – La colocación de una etiqueta en los elementos de detención de incendios facilita las comprobaciones continuas para asegurar que todo está en orden. Basta con alinear la etiqueta con un Ticket, y los equipos pueden actualizar fácilmente el estado durante las comprobaciones en curso.
  • Proyectos de infraestructura – La durabilidad, la funcionalidad offline y la localización precisa hacen que las etiquetas NFC sean una elección fácil para los proyectos de infraestructura.

Recomendación: Cómo mejorar la gestión de proyectos de construcción gracias a PlanRadar

Cómo empezar a usarlas con PlanRadar

¿Quieres empezar a utilizar las etiquetas NFC para agilizar tus proyectos en PlanRadar? Aquí tienes unos sencillos pasos:

  1. En primer lugar, determina las etiquetas NFC adecuadas para tu proyecto. Existen numerosas opciones en el mercado, cada una de las cuales varía en calidad y precio. Para proyectos de mantenimiento, puede optar por una etiqueta destinada a un uso en interiores con aire acondicionado, mientras que un proyecto de infraestructura puede requerir etiquetas más robustas para condiciones exteriores. También puedes seleccionar etiquetas que se mezclen con el entorno o que destaquen con colores brillantes para ser fácilmente identificadas.
  1. El siguiente paso sería determinar los lugares de tu proyecto que requieren etiquetas. Alinea estos lugares con los tickets que ya estás utilizando en PlanRadar, o crea nuevos tickets, habilitando las etiquetas NFC en la configuración.
  2. Informa y haz que tus equipos utilicen las etiquetas NFC en el lugar de trabajo. Simplemente indica a los miembros del proyecto que acerquen sus dispositivos móviles a una etiqueta, y así podrán ver y actualizar el Ticket correspondiente en PlanRadar, tal como están acostumbrados. Incluso tus subcontratistas pueden utilizar esta tecnología.

Las etiquetas NFC deben adquirirse por separado de la suscripción a PlanRadar. Los clientes deben tener cuidado de comprar las etiquetas NFC correctas para sus necesidades y asegurarse de que los dispositivos móviles utilizados con PlanRadar soportan la tecnología NFC. Las etiquetas NFC deben ser legibles por dispositivos iOS y Android para integrarse con PlanRadar en un teléfono móvil. PlanRadar funciona con etiquetas que soportan el formato de intercambio de datos NFC (NDEF) y tienen una memoria mínima de 100 bytes.