La recopilación y el intercambio de información sobre una obra se basa a menudo en inspecciones visuales y procesos manuales. Pero esto está empezando a cambiar. Un amplio abanico de tecnologías innovadoras está modificando la forma de recopilar y compartir información en las obras. Y algunas de las formas más atractivas de hacerlo son las etiquetas NFC y los códigos QR.

Tanto las etiquetas NFC como los códigos QR permiten a las empresas de construcción recopilar y compartir información útil en las obras. Son de bajo coste, fáciles de usar y flexibles, y ambos han experimentado un enorme crecimiento en los últimos años.

¿Qué son exactamente, cómo ayudan las etiquetas NFC y los códigos QR a los proyectos de construcción? Y, en la batalla de las etiquetas NFC frente a los códigos QR, ¿cuál es mejor para la construcción?

¿Qué son las etiquetas NFC y los códigos QR?

Las etiquetas NFC y los códigos QR son tecnologías inteligentes que ayudan a recopilar o compartir información, principalmente en combinación con un smartphone. Seguramente habrás utilizado las etiquetas NFC o los códigos QR en tu vida personal, especialmente durante la pandemia, donde ser «sin contacto» ha sido imprescindible.

  • Etiquetas NFC

Una etiqueta de comunicación de campo cercano es un microchip que puede adherirse a casi cualquier cosa. La etiqueta NFC contiene información, como la ubicación o un manual de instrucciones, que puede enviarse a un smartphone cuando se mantiene cerca de la etiqueta.

Si alguna vez has hecho un pago con tu teléfono móvil has utilizado una forma de NFC. Tu smartphone detecta el terminal de pago y el chip NFC incorporado envía los datos de tu tarjeta a través de una señal de radio al comerciante.

  • QR code

Un código de respuesta rápida es un tipo de código de barras que puede contener una gran cantidad de información útil. En un teléfono inteligente o un dispositivo similar, se necesita un lector de QR (que ahora suele estar incluido en la cámara del teléfono). Al escanear el código, se abre un enlace a un sitio web en el que se puede descargar información.

Mucha gente estará familiarizada con el uso de códigos QR para ver los menús de los restaurantes, pero también se utilizan en campañas publicitarias, en fábricas y alrededor de monumentos históricos.

Como muestran los ejemplos anteriores, las etiquetas NFC y los códigos QR se utilizan hoy en día principalmente en aplicaciones dirigidas al consumidor. Pero se están abriendo paso en varios sectores, y también tienen mucho potencial para las obras de construcción.

¿Cómo pueden utilizarse las etiquetas NFC y los códigos QR en la construcción?

Tanto las etiquetas NFC como los códigos QR pueden utilizarse para tareas similares en las obras. Estas son algunas de las formas en las que puedes utilizar cualquiera de las dos tecnologías:

  • Registro de los trabajadores

¿Cuándo llegó un trabajador a la obra y cuándo se fue? Colocando una etiqueta NFC o un código QR a la entrada de la obra y pidiendo a los trabajadores que lo escaneen al entrar, se obtienen datos precisos sobre la asistencia. Sabrá quién está en su obra en cada momento y cuánto tiempo ha estado allí. En el pasado, es posible que tuviera un libro de registro, pero es fácil falsificar la asistencia con un sistema basado en papel. Es mucho más difícil falsificar la asistencia si también se requiere la presencia del smartphone de la persona.

  • Equipo de seguimiento

Los robos en las obras de construcción cuestan millones de euros cada año. ¿Qué pasaría si el personal tuviera que escanear los artículos con su propio smartphone personal cada vez que mueve materiales o equipos por la obra? Esto supondría un serio obstáculo para los pequeños hurtos.

  • Transmisión de la información del modelo del edificio

Los códigos QR y las etiquetas NFC permiten transmitir fácilmente modelos BIM a cualquier persona con un dispositivo inteligente. Colocando etiquetas o códigos en una obra, cualquier subcontratista podría consultar al instante información sobre la estructura en su smartphone.

Por ejemplo, se podría colocar una etiqueta NFC en cada piso de un nuevo complejo de apartamentos. Acercando su dispositivo a la etiqueta, los subcontratistas podrían ver los últimos planos del piso. Al ofrecerles información actualizada en la palma de sus manos, se podría reducir el riesgo de errores.

  • Acceder a checlist de defectos

Es fácil añadir listas de tareas a códigos QR o etiquetas NFC. Y así, por ejemplo los subcontratistas solo tendrían que escanear la etiqueta en la puerta de cada habitación para ver qué tareas quedan por completar.

Etiquetas NFC frente a códigos QR: ¿qué es mejor para la construcción?

Los códigos QR y las etiquetas NFC son tecnologías diferentes, pero hay un cierto solapamiento en cuanto a lo que pueden hacer, como muestran los ejemplos anteriores. Entonces, ¿cuál es la mejor para las obras de construcción?

Etiquetas NFC en la construcción: pros y contras

En primer lugar, se exponen los puntos fuertes y débiles del uso de etiquetas NFC en las obras:

Pros

Contras

Resistencia en un entorno de trabajo duro
Las etiquetas NFC son duras, resistentes e impermeables, por lo que son muy adecuadas para las obras de construcción.
Tienen un coste
Aunque las etiquetas NFC no son muy caras, es un coste que puede acumularse.
No requieren conexión a Internet
No se necesita una conexión a Internet para abrir la información contenida en una etiqueta NFC. Los datos se transmiten simplemente entre la etiqueta y el dispositivo del usuario.
Creación e instalación
Mientras que puedes comprar fácilmente etiquetas NFC en línea, si quieres versiones personalizadas tendrás que hacer e imprimir las etiquetas por un especialista. También es posible que necesites ayuda a la hora de añadir los datos a los chips.
Adecuado para trabajos de construcción
Los usuarios pueden acceder a la información rápidamente mientras llevan guantes y sin necesidad de abrir la cámara del teléfono.
No es legible por todos los dispositivos
Casi todos los smartphones Android y los iPhones recientes (desde 2016) pueden leer las etiquetas NFC. Sin embargo, los usuarios con dispositivos más antiguos pueden tener problemas.

Códigos QR en la construcción: pros y contras

A modo de comparación, he aquí los puntos fuertes y débiles del uso de códigos QR en las obras:

Pros

Contras

Fácil y barato – Impresión gratuita
Hay muchos sitios web que te permiten crear tus propios códigos QR de forma gratuita. Luego puedes imprimirlos con una impresora normal y colocarlos en tus sitios.
No son muy resistentes
Los códigos QR suelen imprimirse en papel. Esto significa que a menudo no son apropiados en obras expuestas. Además, se rompen y dañan con facilidad. Cualquier daño en la imagen los hace inútiles.
Ampliamente reconocidos
Debido en gran parte a su uso en auge durante la pandemia de coronavirus, la gente ya está familiarizada con el uso de los códigos QR en muchos ámbitos de la vida, por lo que su adopción es sencilla.
Inconveniente
Para los trabajadores de la obra que llevan guantes, resulta incómodo abrir la cámara de su dispositivo, escanear un código QR y tocar un enlace.
Fácil de instalar
Los códigos QR también son muy fáciles de colocar en las obras. Con poco más que Sellotape, se pueden instalar en cualquier lugar que se desee.
Depende de la conexión a Internet
Se necesita una conexión a Internet para utilizar un código QR. Por ejemplo, si un emplazamiento está bajo tierra o lejos de una ciudad, los trabajadores no podrán acceder a la información que contiene el código QR.

Etiquetas NFC frente a códigos QR: por qué PlanRadar utiliza la tecnología NFC

Consideramos que tanto las etiquetas NFC como los códigos QR son innovaciones valiosas que ayudarán a compartir información en las obras y a mejorar los procesos. Ambas tecnologías tienen un enorme potencial, en PlanRadar ya contamos con las etiquetas NFC en nuestra aplicación, y en breve, también será posible utilizar los códigos QR de manera de sea posible adaptarse a la forma de trabajar de cada empresa.

Encontraréis más información sobre cómo funcionan las etiquetas NFC con PlanRadar aquí.