Un sistema contra incendios debe ser un elemento imprescindible en cualquier local o edificio. Este garantiza más seguridad frente a accidentes e incorpora mecanismos para prevenir y controlar el fuego en caso de incendio. Es una medida de seguridad esencial que tiene efectos directos en bienes materiales y vidas, por ello, es importante cumplir la normativa con rigor. Te contamos los tipos de sistemas contra incendios, la normativa actual y el reglamento que deben seguir las instalaciones.

Qué es un sistema de protección contra incendios

Los negocios, locales y edificios tienen que contar con un sistema red contra incendios que facilite una respuesta por parte de los usuarios en caso de fuego. Si este sistema se adapta a las necesidades del lugar y cumple con el reglamento, será un gran activo para proteger y salvar tanto vidas como bienes. Existen varios elementos que deben incorporarse para cumplir con la normativa y debe informarse a los usuarios para que sepan responder.

Tipos de sistemas contra incendios: Protección Pasiva y Protección Activa

Un sistema contra incendios se compone de varios elementos para actuar como una protección para prevenir incendios y también, para lidiar con ellos si aparecen. Dentro de los tipos de sistemas contra incendios encontramos la protección pasiva y la protección activa.

Sistemas de protección pasiva contra incendios

Este es el primer paso de los sistemas de protección contra incendios y sus elementos no intervienen en la extinción del fuego directamente. Lo que pretende es proteger los elementos para que, en caso de incendio, las pérdidas o daños sean los menos posibles. Este sistema, también conocido como PPCI (Protección Pasiva Contra Incendios) está construido por varios elementos y gran parte de ellos no requieren de mantenimiento o control activo por parte de los responsables.

Elementos de protección pasiva:

  • Morteros ignífugos: este elemento permite convertir la estructura de las instalaciones en material ignífugo, para que pueda resistir al fuego en caso de necesidad.
  • Revestimientos de paredes: existen recubrimientos que pueden aplicarse a techos y paredes que los hacen resistentes al fuego, disminuyendo los daños en caso de emergencia.
  • Pintura intumescente: hay pinturas que crean una reacción química cuando se desencadena el fuego, esta reacción actúa como elemento extintor para evitar daños en los materiales sobre los que se aplica.
  • Espacio en los pasillos: la amplitud de los pasillos es un elemento esencial que puede alargar el tiempo de propagación de un incendio en oficinas y edificios.

Sistemas de protección activa contra incendios

Los sistemas de protección activa agrupan los elementos y equipos que se encargan de detectar y extinguir los incendios en su fase inicial. Según el local o edificio estos son obligatorios para mantener la seguridad en el lugar, una detección temprana de los incendios es esencial para evitar daños o peligros graves.

Encontraremos equipamientos destinados a la alerta en caso de posible incendio y otros que ayudarán a extinguirlo, siempre que sea posible. Entre los equipos que se pueden encontrar vemos alarmas, sensores y los sistemas fijos de extinción, esenciales para una extinción rápida del fuego.

Recomendación: Los 7 principales riesgos en construcción y cómo evitarlos

Normativa de prevención y protección contra incendios

Las leyes vigentes en España exigen que los edificios de viviendas y locales estén equipados con un sistema de protección activa contra incendios. Estos sistemas alertarán a los usuarios en caso de peligro y podrán reaccionar con tiempo al fuego. La normativa actual recoge el conjunto de criterios técnicos, de calidad y seguridad que debe reunir un servicio o local para adaptarse al reglamento vigente.

Las empresas encargadas de la construcción y la instalación de las estructuras tienen que conocer la normativa y el reglamento sobre el que recae la misma, para garantizar una instalación y funcionamiento correctos. Además, es esencial conocer que, en el caso de España, las comunidades autónomas tienen poder para establecer su normativa, siempre coincidiendo con los puntos clave de la legislación en vigor a nivel nacional.

Reglamento de instalaciones de protección contra incendios

El reglamento en vigor contra incendios establece que la normativa a seguir para la prevención y la protección frente a un peligro de incendio es:

  • Escoger instalaciones de seguridad que estén preparadas para tener un bajo riesgo de incendio o cuenten con protecciones para evitar que el fuego se expanda fácilmente.
  • Limitar la propagación del fuego en los establecimientos afectados y permitir la salida de humo si ocurre un incendio.
  • Garantizar y priorizar la evacuación y la protección activa de los usuarios.

Si no se cumple con la normativa vigente, se pueden llegar a clausurar viviendas, locales y negocios hasta que estos cumplan con el reglamento. Se buscará en todo caso que, dichos locales cuenten con las medidas necesarias para mantener la seguridad y la protección, contando con la accesibilidad y los sistemas contra incendios adecuados a su espacio y actividad.

Mejora la gestión de protección contra incendios con PlanRadar

En España, la protección e implementación de sistemas red contra incendios es aún un tema pendiente en muchas viviendas y locales. Una gran cantidad de inmuebles del país no cuentan con sistemas específicos o suficientes para poder considerar que son espacios seguros frente a incendios. Esto se debe a que en el momento de su construcción no existía un tipo de regulación obligatoria que exigiera estos sistemas, y ahora son obligatorios en nuevas construcciones.

Las constructoras tienen doble trabajo. Por una parte, deben estar informadas de la normativa vigente en nuevas construcciones, garantizando una instalación adecuada y que funcione correctamente. Por otra parte, también surge la necesidad de adaptar los inmuebles ya construidos para que estos resulten más seguros en la medida de lo posible. Las soluciones contra incendios variarán según el edificio, pero conocer la normativa y contar con la información, resulta esencial en un proyecto de obra.

Para poderlo gestionar correctamente, puedes confiar en PlanRadar, una herramienta al servicio de los profesionales de la construcción donde podrás localizar toda la documentación, organizar las diferentes tareas a implementar para cumplir la normativa y crear informes completos en cuestión de segundos. Te ayudará a seguir el reglamento vigente y podrás llevar un control exhaustivo de las tareas de instalación y mantenimiento de manera remota y centralizada en una misma plataforma.