Actualmente, la arquitectura modular se encuentra en un momento de auge. Unidades de baño, paredes interiores, fachadas exteriores e incluso cascos de apartamentos enteros. Los estudios indican que se espera que el mercado registre una tasa de crecimiento anual compuesta del 4,5% y que pase de representar aproximadamente el 8% de todas las viviendas nuevas construidas al 20% dentro de una década.

Si tu empresa está considerando la posibilidad de entrar en el creciente mercado de la construcción modular, es importante conocer en detalle lo que implica y sus beneficios ¿Qué es exactamente la arquitectura modular y cómo puede beneficiar a tu empresa?

¿Qué es la arquitectura modular?

El concepto de «arquitectura modular» hace referencia al diseño y la creación de modulos en la construcción, que pueden ser similares en tamaño, forma o función, de forma que puedan conectarse de una forma fácil entre ellos. 

La construcción modular es una forma de construcción que utiliza técnicas de fabricación para producir los componentes de un edificio en una línea de montaje. A continuación, estos elementos se transportan a una obra y se montan. Es posible prefabricar casi cualquier parte de un edificio en una fábrica, desde los suelos hasta los marcos de las ventanas, pasando por las paredes o incluso los armazones. Algunas empresas construyen casas enteras con esta técnica, pero es más habitual prefabricar algunas partes en una fábrica y construir otras secciones in situ.

La construcción modular ha existido de una forma u otra durante siglos, pero tuvo un gran auge en las décadas posteriores a la Segunda Guerra Mundial. En el Reino Unido, los edificios prefabricados se levantaron rápidamente para responder a la gran demanda de viviendas de los años 50. Sin embargo, la baja calidad y el escaso mantenimiento hicieron que este método de construcción adquiriera una mala reputación.

Sin embargo, en la última década el interés por la construcción modular ha experimentado un verdadero resurgimiento y ha sido testigo de algunas de las innovaciones recientes más interesantes en la tecnología de la construcción. Los líderes en este campo, como Japón y los países nórdicos, han demostrado al resto del mundo que los edificios modulares pueden ser eficientes y atractivos para los compradores.

7 ventajas de la arquitectura y la construcción modular

La construcción modular no es ciertamente para todo el mundo. Algunas empresas pueden encontrar que el enfoque les limita o simplemente no es apropiado para el tipo de trabajo que realizan. Sin embargo, hay muchos ejemplos de proyectos de viviendas modulares, edificios públicos, estructuras comerciales y mucho más que han tenido éxito, lo que indica que se trata de un enfoque con verdadero potencial.

Hay 7 beneficios clave en la arquitectura modular:

  1. Construcción más rápida
  2. Menores costes de construcción
  3. Requiere menos trabajadores
  4. Reduce los residuos
  5. Causa menos trastornos en la obra
  6. Tiene un menor impacto medioambiental
  7. Permite un mayor control de calidad

Nuevo e-Book: La arquitectura del futuro

Descubre los resultados de nuestra última investigación sobre la arquitectura del futuro

A continuación, se analizan en profundidad cada una de las ventajas de la arquitectura modular:

1. Construcción más rápida

La construcción modular puede acelerar considerablemente el tiempo de construcción, y lo hace en muchas fases diferentes de un proyecto. En la fase de fabricación, la construcción modular permite a las empresas producir componentes más rápidamente gracias a la repetibilidad que permite la fabricación. También se producen menos retrasos, ya que al trabajar en un entorno seco e interior se evita que el clima interrumpa la producción. Una vez que las piezas prefabricadas llegan a la obra, fijarlas juntas lleva mucho menos tiempo que los métodos tradicionales, como el vertido de hormigón y la colocación de ladrillos.

2. Menores costes de construcción

La construcción modular también reduce considerablemente los costes. Los edificios modulares suelen requerir menos mano de obra en la obra, con lo que se reduce uno de los mayores gastos de la construcción. También requiere menos equipos, lo que supone un ahorro en el alquiler y la energía.  La fabricación también permite una planificación más precisa que reduce el riesgo de pedir más material del necesario.

3. Hacer frente a la escasez de mano de obra

El Reino Unido sufre actualmente una grave escasez de mano de obra en el sector de la construcción. Utilizar una forma de construcción que requiera menos trabajadores puede ayudar a resolver este problema, al menos parcialmente.

4. Reduce los residuos

El sector de la construcción es responsable de un gran porcentaje de los residuos que generamos. La construcción modular ayuda en este sentido, gracias a la eficiencia de la fabricación. Mediante el uso de BIM, los directores de producción pueden definir exactamente la cantidad de cada material que necesitarán para un proyecto. De este modo, pueden evitar pedir demasiado material.

Las construcciones modulares también son más fáciles de desmontar y reciclar. Tanto si se trata de edificios de oficinas prefabricados completos como de componentes individuales (marcos de paredes o fachadas), es posible desmontar estos edificios y reutilizar los materiales más adelante. Esto reduce aún más los residuos.

5. Menos interrupciones

Dado que la construcción modular suele ser más rápida que los métodos más tradicionales, se producen menos trastornos en la obra. Se necesitan menos entregas en la obra y los proyectos tardan mucho menos en completarse. Esto significa menos atascos y, por tanto, una mayor aceptación por parte de los residentes cercanos.

6. Menor impacto medioambiental

La construcción modular tiene un impacto medioambiental mucho menor que otros métodos de construcción más tradicionales. Dado que la mayor parte de la construcción se realiza en una fábrica, el proceso libera mucho menos polvo y contaminación en los alrededores cuando se construye el propio edificio.

También hay menos emisiones de carbono asociadas a la producción de edificios modulares. Es sencillamente más eficiente desde el punto de vista energético cuando se pueden construir los componentes en una fábrica en lugar de hacerlo directamente in situ.

7. Mayor control de calidad

Al montar un componente en un entorno de fábrica, el director de producción puede realizar evaluaciones de control de calidad mucho más rigurosas que en una obra tradicional. Las inspecciones visuales y los problemas se pueden realizar con mucha más facilidad y llevan mucho menos tiempo que si el director del proyecto tiene que recorrer una estructura a medio construir.

¿Es la construcción modular adecuada para tu negocio?

La construcción modular podría ser una opción muy atractiva para muchas empresas de construcción. Con sus costes reducidos, su eficiencia, sus beneficios medioambientales y su potencial de alto beneficio, puede satisfacer realmente las necesidades de muchos constructores hoy en día. Por supuesto, las construcciones modulares no son para todo el mundo y no serán apropiadas para todas las empresas. Pero, dado que el mercado va a expandirse de forma significativa en los próximos años, quienes opten por este enfoque de la construcción pueden esperar ver algunos beneficios importantes.