Gracias a los avances tecnológicos y nuevos materiales de construcción, es más fácil y rápido la construcción de gran variedad de edificios. Desde hace tiempo, el mercado ya utiliza conocimientos técnicos como paneles 3D, encofrados permanentes, encofrados modulares móviles y estructuras. Sin embargo, en la última década se ha apostado por nuevas tecnologías de ahorro energético en la construcción.

Ya se están utilizando materiales de alta tecnología capaces de almacenar calor y tener características de autoreparación. Además, existen materiales especiales que hacen que las viviendas sean capaces de limpiar la contaminación del aire de las ciudades. Los materiales de construcción modernos están ofreciendo alternativas sorprendentes utilizando nuevas tecnologías, y una gran cantidad de nuevas empresas están produciendo materiales avanzados que resuelven varios problemas en la construcción.

A continuación, hablamos sobre los materiales de construcción, más prometedores y demandados del futuro.

Madera

Nuevos materiales de construcción: tecnología de estructuras de madera sin clavos
Imagen de Paul Brennan en Pixabay

Uno de los materiales más ecológicos: gracias a la tecnología recibe características adicionales, en términos de resistencia y durabilidad, sin perder los estándares ecológicos.

En la construcción, la tecnología escandinava de estructuras para crear casas con madera es ampliamente conocida. Pero también existe una tecnología rusa de creación de casas con cúpulas de madera sin clavos. La carga de la estructura está sujeta por juntas con un bloqueo especial. Montar una cúpula con esta tecnología es similar a montarla con piezas de Lego.

Ya son muchas las empresas que empiezan a usar más este material, como por ejemplo la empresa austriaca, Naturi. La esencia de esta tecnología es apilar verticalmente vigas de madera. Esto resuelve el problema de la retracción, el aislamiento térmico y la fiabilidad estructural.

Tomando como base la idea de Naturi sobre utilizar una viga mixta, empresa rusa TWIN BEAM propuso una viga multicapa seleccionando el grosor de la pared, con buen aislamiento acústico, térmico y sin retracción. Los bloques huecos de madera también son una alternativa en el problema de mantener el edificio cálido y respetuoso con el medio ambiente.

En la construcción moderna también se utiliza la tecnología CLT, basada en el encolado bajo presión de capas multidireccionales cruzadas de paneles de madera. Esta es una nueva tecnología en la construcción en altura. Por ejemplo, en Londres hay un edificio de 9 pisos y 30 metros de altura, que se construyó con la ayuda de paneles CLT de madera de cinco capas.

Hormigón

Una gran cantidad de tecnologías se aplican al hormigón.

Canadian CarbonCure Technologies ha descubierto cómo utilizar las emisiones dañinas de CO2 de las grandes fábricas en la producción de bloques de hormigón, uniendo el dióxido de carbono en el proceso. El hormigón se vuelve más ecológico y funcional: la absorción de dióxido de carbono es un requisito ideal para un material ecológico.

Hormigón autorreparable

El hormigón por sí mismo es un material frágil. Pero si se añade a la fórmula del hormigón un mineral especial de concha (nácar), que da elasticidad a las conchas, el hormigón adquiere las mismas características. Además, se vuelve más liviano y su elasticidad aumenta significativamente. Estas cualidades son ideales para viviendas en zonas sísmicas.

Hormigón flexible

Desarrollado por científicos de la Universidad de Swinburne. La tecnología para crear este hormigón se basa en la adición de cenizas volantes, un producto de desecho industrial común. Gracias a este polímero en la composición del hormigón, el nuevo material tiene una resistencia sorprendente con propiedades de flexión elevadas (400 veces). La producción de este tipo de hormigón también es respetuosa con el medio ambiente.

Elementos de fábrica de ladrillo

El desarrollo más famoso son los Cool Bricks impresos en 3D, que tienen su propio sistema de refrigeración. Debido a la porosidad de los ladrillos, el flujo de aire pasa a través de los poros, que están saturados de humedad y se evapora enfriándose. Los ladrillos se llenan de agua, simplemente echando agua sobre la pared. Este material es energéticamente eficiente en países cálidos.

Recientemente, se ha desarrollado en el mercado un ladrillo capaz de ser una fuente de luz. Los ladrillos inteligentes recubiertos de polímero PEDOT pueden ser una fuente de energía en sí mismos y usarse para iluminación de emergencia.

Estos son algunos de los últimos métodos más innovadores y sostenibles en la construcción moderna. Para más información sobre el futuro de la gestión de obra, te recomiendo echar un vistazo a nuestro eBook gratuito sobre cómo la digitalización cambiará la gestión de la construcción.