El contexto económico europeo ha favorecido un boom en el precio de la vivienda, tanto en los pisos de compra, como de alquiler. Una realidad con la que muchos ciudadanos de la zona euro se han encontrado y que se suma a otros factores económicos que ponen en duda el ritmo de ventas del mercado inmobiliario para los próximos meses.

¿Qué ha provocado este boom de precios? ¿Hasta cuándo seguirá creciendo el precio de la vivienda en Europa? En este artículo, analizamos de cerca la situación y las previsiones de expertos para el mercado inmobiliario.

¿Qué ha provocado el boom de precios de la vivienda?

Algunos señalan una semejanza entre los valores de venta después de la pandemia y del boom de la vivienda en 2007, sin embargo el contexto en el que nos encontramos es muy diferente.

Ahorro durante el confinamiento y menor oferta

Durante el confinamiento, muchas familias pudieron aumentar sus ahorros y acceder a un crédito hipotecario. Esto hizo que la demanda de pisos empezara a aumentar, pero no lo hacía la oferta de pisos disponibles. Esto se sumaba a que el sector de la construcción, así como muchos otros, había tenido que frenar su actividad por la situación de emergencia sanitaria a nivel mundial. Había más compradores y no tanta oferta, lo que impulsó una primera subida de los precios. Esta subida no parecía frenar el mercado inmobiliario europeo.

Aumento de los costes de construcción

A este primer factor, se sumó el encarecimiento de los costes de construcción que empezó por la escasez de material derivada de la pandemia y que se agravó durante los inicios de 2022 por la guerra de Rusia en Ucrania. Esto hacía aumentar el precio de los proyectos de obra y con ello, el precio final de las viviendas.

Recomendación: La evolución de precios en los materiales de construcción

Subida de los tipos de interés

Los costes de producción y la demanda de viviendas se suman a un contexto de inestabilidad económica donde destaca la inflación, la subida de los tipos de interés para hacer frente a la misma y una inminente recesión, factores que también afectan al precio de una vivienda. Se espera que esta recesión no solo afecte a Europa, Estados Unidos también experimenta las consecuencias del inestable contexto económico mundial y todo ello, aumenta la incertidumbre en la compra de nuevos pisos.

El contexto económico y, sobre todo, el imparable crecimiento del precio de las materias primas para la construcción, obligó a muchos profesionales y constructoras a paralizar promociones, acentuado aún más la escasez de oferta frente a una demanda creciente en el momento. Todos estos factores favorecieron el aumento del precio de la vivienda y ahora, supone todo un reto para el sector, que se beneficiaba de un boom de la demanda que se ha visto ralentizado por el encarecimiento de la vida en Europa y por una situación económica desfavorable.

Desafíos y previsiones para la construcción en 2023

Cuáles son los principales retos y qué podemos hacer para enfrentarlos

 

 

Previsiones para 2023 ¿Cuándo bajará el precio de la vivienda?

El Banco Central Europeo (BCE) prevé una caída en los precios inmobiliarios y de las inversiones en el sector, especialmente vinculado con la subida de los tipos de interés hipotecarios, que suelen tener una relación directa. Un aumento de un punto porcentual en las tasas de interés hipotecarias supone una caída de los precios de las viviendas de un 5% aproximadamente. La inversión en este mercado también se vería afectada, estimando una bajada de un 8% después de dos años. Sin embargo, los expertos no esperan bajadas muy significativas del precio de la vivienda, pero sí que se prevé una reducción de la demanda, desacelerando con ello el crecimiento de los precios en el mercado europeo.

Bajan los precios de forma asimétrica

Muchos países de Europa, entre ellos España, tendrán que hacer frente a un crecimiento de la demanda asimétrico, habrá zonas sin demanda y con mucha oferta disponible, y otras con mucha demanda y poca oferta, como Madrid o Barcelona, que verán los precios de las viviendas subir por su contexto.

Estas ciudades llevan años experimentando una subida de la demanda, mientras otras zonas de España se quedan despobladas, en gran parte por la falta de oportunidades laborales en la zona. Aunque el aumento del teletrabajo también a motivado la búsqueda de viviendas más grandes y alejadas de la urbe.

Aún con la alta demanda que pueden experimentar algunas zonas, es importante tener en cuenta los efectos de la subida de los tipos de interés y, que tendrían un efecto directo en la bajada de los precios de la vivienda y las inversiones. Por tanto, se espera un decrecimiento de los precios de la vivienda, pero según comentan los expertos, este puede ser desigual según la zona.

Si bien la tendencia a buscar espacios grandes, alejados de la ciudad para los trabajadores que aún tienen la modalidad de teletrabajo puede compensar los efectos de la subida de los tipos de interés, parece que la resistencia del mercado inmobiliario de la zona euro podría ver bajar los precios de sus viviendas, sumando esta bajada a una recesión que puede frenar las inversiones y compras de las viviendas en toda Europa.

PlanRadar, la solución para los profesionales de la construcción

Ante esta situación de inestabilidad económica, es primordial para constructoras y promotoras mejorar la eficiencia de sus proyectos. Una mejor organización de los recursos, el conocimiento de las variaciones en el mercado y la gestión eficiente de los proyectos pueden ser factores clave para mitigar el impacto de los costes de construcción de viviendas.

PlanRadar aparece como una solución eficaz para los profesionales del sector de la construcción que querían optimizar sus recursos y reducir al máximo las consecuencias de la inestabilidad económica actual. Esta plataforma es intuitiva, se adapta a las necesidades de tu negocio y te permite crear proyectos de obra más eficientes y personalizados con menos esfuerzo.