El sector de la construcción ha tenido que hacer frente a grandes desafíos en los últimos años, uno de ellos: la gran subida precios de materiales de construcción. Esto se debe, en parte, a que la guerra en Ucrania y los costes de la energía han disparado el precio de las materias primas. Ante esta situación, algunas de las grandes preguntas que nos surgen son ¿Cuándo bajarán los precios de los materiales? ¿Seguirán aumentando o, por el contrario, encontrarán un equilibrio a corto plazo?

En este artículo, nos gustaría tratar un poco más a fondo este tema, las causas y especialmente, las previsiones de los expertos sobre la subida de costes en la construcción.

¿Qué factores nos han llevado a esta situación?

A finales del año 2021, se incrementó en un 23,5 % el importe de edificación residencial, según ACR y su índice de costes directos de construcción. A esto se le debe sumar que, cuando apenas estábamos entrando en 2022, la invasión de Ucrania por parte de Rusia tensionó los costos directos del sector de la construcción. Como consecuencia, este conflicto ha tenido un impacto significativo en el precio de algunas materias primas como el aluminio o las arcillas.

Asimismo, la subida de los costes en el sector energético ha tenido una gran influencia en los precios de la construcción, lo que repercute en el precio de la construcción de una casa.

Con el estallido de la guerra de Ucrania, el precio del aluminio y del acero llegó a situarse en máximos históricos. Algo similar ha ocurrido con el cobre y el plomo, aunque ya han moderado su coste. Por su parte, el precio de la madera ya se paga tres veces menos que tras la invasión.

En el mes de mayo, los precios de los materiales de construcción eran un 38 % superior a los de 2020. Sin embargo, CBRE considera que el contrapeso en las tensiones inflacionistas calmará el mercado.

La obra no residencial ha sufrido un aumento medio de entre un 23 y un 28 % respecto a antes de la pandemia. Además, la escasez de materiales ha tenido un impacto brutal, afectando a los plazos de construcción que se han retrasado entre 2 y 3 meses. Las obras en estudio incrementan los presupuestos para poder cubrir subidas imprevistas en el precio de las materias primas. De igual modo, la validez de las ofertas se ha reducido de 6 meses a 10 o 15 días. Otra de las áreas afectadas son los plazos de ejecución y los presupuestos, ya que están sufriendo una crecida de entre un 10 y un 25 %.

Gráfico de evolución del precio del material de la construcción

Evolución del precio del material de la construcción – Fuente: gov.uk

Consecuencias para las actividades de los profesionales de la construcción

Los actores del sector de la construcción se enfrentan a grandes dificultades para cumplir con los plazos establecicos y garantizar el precio acordado con sus clientes.

Como los proveedores ya no pueden comprometerse con un calendario de entregas, los plazos de suministro se han vuelto inciertos y la finalización de las obras se está resintiendo. Algunos sitios tienen que ser interrumpidos durante algún tiempo y otros se retrasan.

Al aumento del coste de los materiales de construcción se une una crisis de suministro. El agotamiento de las existencias se ha convertido en algo habitual, lo que obliga a los profesionales de la construcción a ofrecer a sus clientes materiales distintos de los acordados y a trabajar con estos materiales nuevos y desconocidos.

Además, las empresas se ven obligadas a adaptarse reorganizando sus equipos y buscando proveedores distintos de sus socios habituales para diversificar sus fuentes de suministro.

Para limitar la pérdida de márgenes en las obras, los profesionales se ven a veces obligados a aumentar las tarifas inicialmente anunciadas a sus clientes, tanto públicos como privados. Si no repercuten los sobrecostes en sus facturas, el sector de la construcción podría ver debilitado su negocio o incluso verse obligado a abandonar su actividad.

¿Qué tipos de materiales se han visto más afectados?

Según lesouvrages.com y otras fuentes, los materiales afectados por la subida de precios son principalmente: madera y encofrado, acero, aluminio, hierro, betún, PVC, acristalamiento, yeso, pintura, cola, adhesivos, azulejos y arenisca.

El aumento de los precios afecta a todo tipo de obras, en trabajos estructurales, de mantenimiento, de nueva construcción, de acondicionamiento, de carpintería, de mantenimiento, de renovación y de renovación energética.

Este aumento se estima en un 18% de media durante el primer trimestre de 2022. Los índices de Construcción, Obras Públicas y Varios publicados en mayo de 2022 por el INSEE indican un aumento medio de los costes de varios puntos durante la primavera de 2022.

Además de los materiales, cuya compra supone alrededor del 30% de los costes de las empresas constructoras, el aumento de los costes de electricidad y combustible también repercute en el coste total de las obras.

Recomendación: Nuevos materiales sostenibles en la construcción

¿Cuáles son las perspectivas tras la subida del precio de los materiales?

Los profesionales han tenido que adaptarse a la crisis. En particular, han modificado sus cotizaciones para incluir fechas de validez del precio mucho más cercanas que antes. Algunos presupuestos sólo son válidos hasta el final de la semana en curso.

Didier Bellier-Ganière, delegado general de la Fédération des Promoteurs Immobiliers (FPI), señala que «el coste de la vivienda nueva ya ha subido entre un 5 y un 6% en 2021, pero más de un tercio de nuestros miembros esperan subidas de al menos un 10% a lo largo del año 2022.

Muchos han tenido que añadir a estos documentos contractuales cláusulas específicas de revisión de tarifas y reservas, o ajustar la periodicidad de las revisiones para hacer frente a la volatilidad de los costes.

Algunas empresas intentan comprar los materiales en cuanto salen al mercado, para tenerlos en stock en caso de necesidad y protegerse de la inflación de los costes, pero para ello necesitan disponer de suficiente efectivo y espacio de almacenamiento. Sin embargo, el 40% de las empresas informan de una menor rentabilidad en el primer trimestre de 2022 y el 20% de un menor flujo de caja.

Recomendación: Desafíos y previsiones para el sector de la construcción en 2023

¿Cuándo bajarán los precios de los materiales de construcción?

Al aumento de los precios de los materiales de construcción en 2022 por las consecuencias de la pandemia hemos sumado un incremento nada desdeñable por la guerra en Ucrania. Pese a eso, el valor de los materiales parece que se relaja, pero el importe de una obra sigue estando un 30 % por encima.

Esta montaña rusa hace que el mercado se mantenga todavía en suspenso, puesto que muchas promociones no habían tenido en cuenta las crecidas de precio en los combustibles, la energía o las materias primas. Por tanto, muchas obras están estancadas y el precio de las viviendas nuevas se ha disparado.

Sin embargo, ya parece que ha pasado lo peor y que estos productos están cerca de alcanzar su máximo. La consultora CBRE indica que, durante la segunda mitad de este año, habrá un descenso gradual del precio. Así, el ajuste revertirá un tercio del aumento de los dos últimos años, aunque el sobrecoste no se absorberá hasta el año 2025.

Tras la gran subida de precios en 2021 y 2022, la consultora prevé que la disminución de la presión inflacionista en las materias primas y de los problemas con la cadena de suministro y producción de material derivados de la pandemia y agravados por la guerra de Ucrania, ayude a poner fin a este crecimiento de costes en la construcción más allá del 2022.

¿Cómo mitigar el impacto de la subida de precios?

La solución en este punto pasa por la digitalización, construcción industrializada y la agilización de los trámites urbanísticos. Esto evitará un deterioro de las ratios de accesibilidad a la vivienda. No obstante, a pesar de este panorama, los precios siguen estando por debajo de los registrados en la burbuja inmobiliaria.

El impacto sobre la actividad se ha notado de manera considerable, pues los beneficios de los constructores han mermado. De igual manera, se ha detectado una ralentización en los planes de negocio de los promotores con el objetivo de evitar el traslado de ese sobrecoste de las operaciones a los clientes finales.

Desafíos y previsiones para la construcción en 2023

Cuáles son los principales retos y qué podemos hacer para enfrentarlos


 

 

La digitalización para mitigar los costes de la construcción

Nuestro principal objetivo en PlanRadar es hacer que todo el proceso de construcción sea más fácil y a la vez más eficiente, ahorrando tiempo y dinero, de forma que podamos ayudar a mitigar el impacto de las grandes dificultados del sector, como es la subida de precios en los materiales de construcción.

Gracias a nuestra plataforma, la gestión de proyectos de construcción se simplifica, todo el equipo puede comunicarse en tiempo real y de manera fluida, eliminando los malentendidos y errores. Con nuestro software, es posible asignar los recursos en el momento adecuado, tener un mayor control del presupuesto y los plazos de entrega. Asimismo, proporciona notificaciones en tiempo real para todas las alertas y los documentos necesarios de manera accesible en cualquier lugar, gracias al almacenamiento en la nube. Permite trabajar en planos, marcar áreas, añadir fotos o crear informes, entre otras tareas. La experiencia de nuestros clientes, nos ha mostrado que es posible ahorrar hasta 7 horas a la semana. Esto se traduce en mayor productividad y rentabilidad; por eso cada vez más profesionales apuestan por esta herramienta.