Escoger el tipo de ladrillo adecuado para una construcción es más sencillo si tienes las herramientas para ello. Este es un material indispensable en cualquier obra y destaca entre otros materiales por su resistencia, versatilidad y duración. Si necesitas el ladrillo perfecto para tu próximo proyecto, has llegado al lugar adecuado. Te compartimos una guía para conocer los diferentes tipos de ladrillos y usos que existen en el mercado.

Los profesionales de la construcción saben la importancia que tiene contar con los ladrillos adecuados en una obra, ya que puede marcar la diferencia en el resultado. Se escogerá un tipo de ladrillo para la construcción, teniendo en cuenta su finalidad, localización y el aspecto final que debe proporcionar a la estructura. Actualmente, existen muchos tipos de ladrillos y aunque todos ellos tienen un patrón común, conocer las diferencias te ayudará a mejorar las características finales de tu construcción.

Habitación con ladrillos

Material del ladrillo ¿De qué se fabrica?

Puede que hayas usado ladrillos en muchas ocasiones, pero quizá nunca te has parado a pensar qué material tiene mayor resistencia y durabilidad. Los ladrillos están fabricados de arcilla. Proviene de una roca sedimentaria que tiene partículas diminutas de silicatos hidratados de aluminio y es muy común en la naturaleza.

Con esta arcilla se crea la estructura del ladrillo, creando una forma rectangular y alargada que acabará proporcionando resistencia a la construcción. Son versátiles y pueden exponerse a temperaturas y condiciones extremas, por ello, son un acierto en el sector de la construcción.

En nuestro último informe sobre la arquitectura del futuro, estudiamos las tendencias, así como los materiales que se utilizarán más en un futuro, la arcilla es uno de ellos.

Gráfico Arquitectura del Futuro - Materiales más usados en un futuro

Fuente: Informe Arquitectura del futuro 2022 (PlanRadar)

La arquitectura del futuro

Descarga el eBook para conocer todos los resultados de nuestra investigación.

Tipos de ladrillos y precios

La variedad de ladrillos en el sector es cada vez más amplia y conocer las diferencias entre los mismos, te ayudará a optimizar los materiales y escoger el ladrillo que mejores resultados conseguirá en tu obra.

Los precios de los ladrillos varían en función del tipo, yendo desde los 0,12 euros en el caso del ladrillo hueco doble, hasta los 0,45 euros del ladrillo macizo.

A continuación, revisamos los principales tipos de ladrillos y su funcionalidad en la construcción, junto con una estimación de precios.

  • Ladrillo macizo o de arcilla cocida

Este ladrillo es el más clásico y con ello, el más utilizado en la construcción. Destaca por su versatilidad de uso y se fabrican de manera artesanal. No presenta agujeros en su estructura. Destaca por su fortaleza y tiene varios usos según el nivel de cocido.

Precio ladrillo macizo: desde 0,41€ por unidad (iva incl.)

  • Ladrillo de tierra perforado

Si buscas un ladrillo resistente, el ladrillo de tierra perforado será tu mejor aliado para la construcción. Su forma cuenta con agujeros donde podrá entrar el mortero para poder reforzar la estructura.

Precio ladrillo macizo perforado: desde 0,23€ por unidad (iva incl.)

  • Ladrillo perforado o hueco

Estos ladrillos destacan por tener perforaciones en los laterales de la estructura. Son más ligeros que los otros tipos, por ello, se recomiendan cuando se quiere aligerar la carga total. Se pueden encontrar en una medida tradicional o en formato más grande, para poderse adaptar a las necesidades de cada obra. Además de ser ligeros son bastante fuertes, ya que el mortero penetra en sus huecos haciendo la construcción más resistente. Los ladrillos perforados son uno de los tipos de ladrillos más utilizados en fachadas.

Precio ladrillo hueco: desde 0,19€ por unidad hasta 2€ (iva incl.)

  • Ladrillo Caravista

Este ladrillo no tiene poros y es muy estético. Se usa tanto en interior, como en exterior, normalmente en fachadas, por su aspecto liso y simétrico. Además, es muy resistente al agua y a las bajas temperaturas, por lo que también cuentan con mucha popularidad entre los tipos de ladrillo para muros exteriores.

Precio ladrillo caravista: desde 0,49€ por unidad (iva incl.)

  • Ladrillo decorativo estilo rústico

Si se quiere conseguir un look rústico y natural, esta es la mejor opción. Estos cuentan con bordes irregulares y tienen un acabado rústico que queda de lujo tanto en interior, como en exterior. Este es uno de los tipos de ladrillos decorativos, los cuales, son útiles para fachadas o para crear tabiques con personalidad. 

Precio ladrillo rústico: desde 0,50€ por unidad (iva incl.)

  • Ladrillo refractario

Este ladrillo es similar al ladrillo cocido de arcilla. Está fabricado con el mismo material, pero destaca por tener una estructura lisa y homogénea. Cuenta con proporciones diferentes y muestra una gran resistencia a las altas temperaturas. Suelen encontrarse en áreas donde se produce fuego, como chimeneas o calderas.

Precio ladrillo refractario: desde 1,29€ por unidad (iva incl.)

Tipos de ladrillos huecos

De todos los ladrillos que hemos visto, queremos hacer hincapié en los ladrillos huecos, que se encuentran en varias presentaciones, tamaños y perforaciones. Por la versatilidad de diseño que presentan, han ido ganando protagonismo en las construcciones y aquí, te mostramos los cinco tipos más comunes:

  • Ladrillos termoeficientes

Los ladrillos termoeficientes aún son relativamente nuevos en el mercado. Están diseñados para potenciar las propiedades aislantes de los ladrillos. Se consigue un ambiente más estable en la construcción y el montaje de los mismos resulta sencillo en una obra.

  • Ladrillos doble muro

Los ladrillos de doble muro se relacionan con los primeros por su función, pero están pensados específicamente para la construcción de los exteriores. Estos confieren estabilidad y aislamiento a los muros.

  • Ladrillos de cerramiento

Los ladrillos de cerramiento son los más conocidos dentro de la tipología de ladrillos huecos. Son ideales para cerrar espacios, no obstante, no suelen usarse en muros de carga donde recaiga el peso de la estructura. Son ligeros y por ello, ideales para añadir separaciones, sin añadir carga al edificio.

  • Ladrillos portantes

Estos ladrillos se distinguen de los anteriores porque su función es la de crear los muros portantes, que soportarán la carga de los pisos superiores del edificio. La capacidad de los mismos dependerá de la construcción y las características específicas de la obra.

  • Ladrillos de techo

Se utilizan en la construcción de entrepisos y techos, son resistentes y se elaboran en varias medidas para poder adaptarse a las necesidades del cálculo estructural de cada obra.

¿Qué tipo de ladrillo es mejor?

Ahora que ya conoces los tipos de ladrillos, es esencial entender que todos los ladrillos tienen sus puntos fuertes y débiles. A la hora de elegir los ladrillos que van a usar en su proyecto, es importante tener en cuenta la resistencia, durabilidad, grado de impermeabilidad, la porosidad, la resistencia a altas temperaturas y la capacidad de insonorización de la vivienda.

Escoger el mejor no dependerá tanto del tipo de ladrillo, sino de la función que se le quiera dar y el ambiente en el que se encuentre la vivienda. Vemos algunos ejemplos para poder entenderlo mejor:

  1. Si se busca hacer una construcción firme y segura, pero se quiere optimizar la carga al mínimo, en este caso, el ladrillo perforado o hueco, puede ser la opción ganadora. Estos destacan por la ligereza de su estructura, por lo que la carga total será menor que con otros ladrillos.
  2. Si quieres dejar una pared de ladrillos en interior con un toque original, en tal caso, no podrás usar otro que no sea el ladrillo decorativo de estilo rústico. La estancia se llenará de personalidad y conseguirás un acabado limpio y personal.
  3. Si en una construcción quieres crear una chimenea u horno de obra, los ladrillos refractarios no te pueden faltar. Se escogen porque resisten las altas temperatura. Así te asegurarás una buena durabilidad.

¿Qué ladrillos usar para exteriores o fachadas?

Los ladrillos más comunes para fachadas son los ladrillos huecos de doble muro y los ladrillos de caravista. Los primeros destacan por su peso ligero y al mismo tiempo una gran resistencia; los ladrillos caravista por su impermeabilidad y resistencia a bajas temperaturas, debido a la ausencia de poros.

Tipos de ladrillos

Las ventajas de usar ladrillos en las construcciones

Los ladrillos se han convertido en un todoterreno de la construcción y motivos no les faltan. Estas son algunas de las ventajas de usar ladrillos frente a otros materiales:

  • Tienen una gran durabilidad, por ello, requieren de menos mantenimiento que otros materiales. Rara vez se tienen que cambiar los ladrillos usados para una construcción y en muchos casos, se pueden reparar sus grietas o desperfectos si llegan a aparecer.
  • El coste de los ladrillos es más ajustado que el de la piedra u otros materiales que pueden hacer la misma función, por ello, puede suponer un ahorro en el presupuesto de construcción.
  • Pueden usarse como elemento estructural y también decorativo, sobre todo si se escogen variantes como el ladrillo caravista o el de estilo rústico.
  • Tienen una gran resistencia a los cambios de temperatura o las condiciones extremas, por lo que es más complicado que cedan ante las inclemencias del tiempo.
  • Los ladrillos pueden ser un gran aliado para mantener el frío o el calor en un espacio, por lo que podrás ahorrar en la factura de la luz tanto en verano, como en invierno. Son una opción predilecta para aislar espacios y conseguir un ambiente con temperaturas más suaves.
  • Se fabrican con materiales de la naturaleza, por lo que su huella medioambiental es menor que con otras materias primas usadas en la construcción.

Ahora que conoces todas las ventajas de los ladrillos y los tipos existentes en el mercado, será más sencillo planificar y escoger los materiales de tu próxima construcción.

Acerca de PlanRadar

Si quieres que sea un éxito, también puedes ayudarte de PlanRadar, una plataforma digital que te ayudará a gestionar toda la documentación y la gestión de tareas pendientes en una construcción. De esta forma, podrás controlar todos los presupuestos, reducir los costes de la obra y optimizar el tiempo de trabajo sin perder horas en el intento.

Puedes probar nuestra plataforma de forma gratuita durante 30 días o bien, contactar con nosotros para una demostración gratuita y sin compromiso.