Las cualidades de la madera han conseguido que este material prevalezca dentro del mundo de la construcción. Destaca como material renovable y aunque hay otros disponibles en el mercado que han aportado grandes avances en el sector, como el hormigón o el hierro, la madera siempre se ha mantenido entre los favoritos. Es una fuente de materiales renovable, su procesado consume menos energía que otras opciones y es más amigable con el medioambiente.

La industria de la madera sigue siendo un pilar de la construcción y en las últimas décadas ha ido evolucionando con las nuevas tecnologías para conseguir un procesado más eficiente y un resultado de alta calidad para la construcción. Se podría pensar que las construcciones de madera son más limitadas o incluso de peor calidad, pero nada más alejado de la realidad. Se pueden construir grandes estructuras y asegurar que estas cumplen con los estándares del sector igual o mejor que otros materiales.

¿Por qué se prevé un aumento de la madera como material de construcción?

El cambio climático está en el punto de mira de los gobiernos europeos. Las emisiones de carbono que se pueden atribuir al sector de la construcción, el procesado de los materiales, el transporte y la energía derivada del sector, ocupan más del 20% de las emisiones totales de los gases de efecto invernadero. Esto obliga a llevar a cabo una investigación en técnicas y sistemas de construcción que disminuyan o ayuden a paliar los efectos del sector en el planeta.

La madera aparece como una solución atractiva para el sector de la construcción en Europa. Es el único material renovable disponible y tiene la capacidad de eliminar el CO de la atmósfera. La madera almacena carbono y la energía que necesita su producción es menor a la de otros materiales que requieren de grandes combustibles fósiles para poder ser producidos.

Destaca por ser estructuralmente fuerte y resistente. Si se trata correctamente, puede ser una gran elección para crear estructuras de casas y edificios. Ya existen muchos países que apuestan por la construcción con madera, como Escocia, donde aproximadamente un 70% de las casas estarían construidas a partir de este material.

También, podría ser un gran activo para las constructoras que busquen crear casas con mejor aislamiento. La madera no es un buen conductor del calor. Si nos fijamos en otros materiales, por ejemplo, el aluminio conduciría el calor 7000 veces más rápido de la madera. Es más sencillo mantener un espacio caliente, reduciendo la necesidad de usar la calefacción durante los meses de frío. La madera mantiene el frío y el calor fuera del espacio, por ello, en verano también se podrían mantener las estancias más frescas sin necesidad de elevar el gasto energético.

Los gobiernos europeos están impulsando varios proyectos y ayudas para la rehabilitación de viviendas y entre los objetivos se encontraría la necesidad de crear viviendas más sostenibles que promuevan el ahorro energético. La madera se plantea como un gran aliado y muchas promotoras optarían por la misma en sus proyectos futuros.

Ventajas e inconvenientes de la madera en construcción

Todos los materiales de construcción presentan ventajas e inconvenientes, y aquí repasamos los principales de la madera y su utilidad en el sector: Estas serían las principales ventajas:

  • Es el único material de construcción renovable: un bosque gestionado de manera sostenible, convierte la madera de sus árboles en un recurso renovable para la construcción.
  • Produce menos desechos y es más sencilla de procesar, acelerando los plazos en un proceso de obra.
  • Tiene una alta capacidad aislante, hasta seis veces más que un ladrillo común. Una apuesta por el ahorro energético en los hogares.
  • Tiene mucha flexibilidad y no pesa demasiado, creando estructuras resistentes, firmes y a la vez, ligeras.
  • Tiene la capacidad de absorber carbono en su interior, con lo que puede ser de gran utilidad en la lucha contra el cambio climático. Además, genera menos emisiones de gases de efecto invernadero. Se estima que una tonelada de acero produce más de 690 kilos de emisiones y en el caso de la madera, estas se quedarían en poco más de 30 kilos, por ello, es un método más sostenible a corto y largo plazo.

También hay que tener en cuenta las desventajas de la madera frente a otros materiales:

  • Existe la creencia de que los edificios de madera tienen peores calidades y puede alejar a los compradores que no conocen sus beneficios.
  • Si no se cuida de la manera adecuada, su durabilidad puede verse afectada. Hay que tener en cuenta el clima y los elementos externos para encontrar el tipo de madera más adecuada en cada caso.
  • Es un material frágil ante fuentes de calor como el fuego.

Qué tipos de madera se usan en construcción

No todas las maderas tienen las mismas prestaciones, es esencial escoger la más adecuada para cada obra y localización. Una buena elección afectará la estética del edificio, su resistencia y cuidado. Estos son los tipos de madera más usados en el sector de la construcción:

  • Madera de roble: es la más usada en construcción, tiene buena resistencia a la humedad y se manipula fácilmente. Es de crecimiento lento y por ello, consigue almacenar el CO₂durante más tiempo frente a otras maderas. Se considera una madera dura, pero es fácil de trabajar en el sector de la construcción.
  • Madera de haya: tiene unas características similares a la madera de roble y se encuentra en escaleras, suelos de parquet o puertas, elementos de estructura y decoración.
  • Madera de nogal: esta madera se considera una madera dura, robusta, resistente y de fibra recta, además, se encuentra en una gran variedad de tonos. Suele colocarse en suelos o muebles y aporta resistencia y calidad a las estancias.
  • Madera de acacia: La madera de acacia es de las más sostenibles que existen, por ello se utiliza como sustituto a otras con mayor impacto en el planeta. Se considera una madera blanda, es sencilla de trabajar y consigue acabados de calidad.

Principales usos de la madera en Europa

El uso de la madera está muy extendido por Europa, sobre todo en los países del norte. Se utiliza como fuente de energía y en la construcción. Países nórdicos como Finlandia o Dinamarca apuestan por la madera por las propiedades sostenibles y aislantes del material. Se usa como aislante del frío en países donde los termómetros bajan bruscamente durante el invierno y ayuda a mantener una temperatura más cálida en los hogares.

También se utiliza en muebles y como decoración, ya que, más que un material, la madera se ha convertido en una filosofía y estilo de vida en muchos países europeos. La decoración nórdica tiene como gran protagonista el uso de madera, creando espacios resistentes, acogedores y prácticos.

Gestiona tus proyectos con PlanRadar

PlanRadar es una herramienta digital que se pone al servicio de los profesionales del sector para que puedan detectar incidencias en sus proyectos de obra y resolver problemas con antelación. Además, podrás organizar de manera intuitiva toda la documentación relevante para la obra, como los planos, permisos o planificación de equipo.

Es una apuesta por la digitalización que te ayudará a contar con estándares de gestión, seguridad y organización de la más alta calidad, así conseguirás adaptar tus proyectos al mercado y conseguir mejores resultados.